24/3/15

Roscos de Manteca...Receta de Dña Elvira


Hoy os traigo una receta muy entrañable para mi...
Hace tiempo que esta receta de roscos de semana santa llego a mi de la mano de mi hijo
 mayor que en aquel momento tenia siete años...

La directora y profesora del colegio mi hijo, Dña. Elvira, era y es una enamorada de la cocina y una gran
 educadora, tuvo la genial idea de hacer unos talleres de cocina para introducir a los niños en
 el mundo de la gastronomía ; cosa que a mi hijo le vino muy bien! Porque aprendió a valorar y
 apreciar  la comida que le ponía en el plato, despertó su curiosidad y llegaba a casa ansioso
por contarme lo que había cocinado ese día y con la receta redactada de su puño y letra.

Todas esas recetas las guardo con mucho cariño y las he echo mil veces.

Hoy mi hijo vive independiente, le encanta comer y cocina muy bien! Ahora también se atreve con las
 tartas, que le salen espectaculares! Y aunque toda su vida me ha visto cocinar, creo que fue Dña. Elvira
 la que le inculco el valor de la cocina para llevar una vida mas sana y saludable.












Ingredientes:

cuatro huevos
250 gr de manteca blanca de cerdo ibérica
500 gr de azúcar
la piel rallada de un limón
dos sobres de levadura química
dos cucharaditas de canela molida
un kilo de harina (admite un poco mas )
azúcar para decorar (opcional )

Preparación:

Toda la receta se hace a mano, para ello tenemos que utilizar un recipiente grande.

Primero ponemos los huevos y la manteca algo derretida en el recipiente, mezclamos muy
bien con las manos, añadimos el azúcar y seguimos mezclando hasta que nos quede una crema
 homogénea, incorporamos la ralladura de limón y la canela, siempre dando vueltas con las manos,

 finalmente vamos añadiendo poco a poco la harina, cuando vallamos por la mitad añadimos la
levadura y seguimos añadiendo harina hasta hacer una masa que no se nos pegue en las manos.

Hacemos una bola con la masa, la tapamos con un paño y la dejamos reposar de dos a tres horas.

Cogemos porciones de masa y le damos forma de rosca, ( es en este momento cuando lo untamos con azúcar ) las ponemos sobre la bandeja de horno previamente forrada con papel de hornear, horneamos a 150º con ventilador durante diez o doce minutos o hasta que tomen un color dorado.

Sacamos del horno, esperamos cinco minutos antes de pasarlas a una rejilla para que se enfríen.
Se conservan muy bien durante mucho tiempo y cuanto mas tiempo pasa mas buenos están, los guardamos en una lata para galletas en un lugar seco lejos de humedad.

10 comentarios:

  1. Pues sí, doy fe que tienes un hijo con muy buena mano para la cocina, le gusta y además lo hace requetebien. Algo tendrá que ver la buena maestra que ha tenido, porque estos roscos deben estar que quita en sentido!!! felicidades!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre mama algo has tenido tu que ver, tantos años degustando tus platos y viéndote cocinar, porque eso si tu cocina no se toca jajaja, nos has trasmitido el cariño a la cocina, gracias por recordarme parte de esa infancia feliz que me disteis, gracias también a Doña Elvira por enseñarnos cosas que no siempre vienen en los libros, ahí se ven los buenos educadores, la verdad que están riquísimos, animo a la gente a probarlos, tiene muy buena pinta mama, un abrazo

      Eliminar
    2. Hola cariño no te esperaba! Entono la mea culpa porque nunca te deje trastear en mi cocina, pero no
      te ha echo falta, lo llevas en los genes y eso tarde o temprano sale. A Doña Elvira hay que agradecerle su paciencia y cariño con que hacia los talleres y cuanto nos gustaba a las dos intercambiarnos recetas y secretos de cocina, de todas las recetas de roscos que tengo, la de ella es la que mas me gusta.
      Espero que me guardes un trocito de la próxima tarta que hagas, me gusta comprobar que las haces mejor que yo!
      Un beso cariño.

      Eliminar
    3. Ya lo veo Mamen, dentro de poco no querrás tomar mis dulces porque en casa tienes quien te
      cocine mejor que yo!
      Un beso muy fuerte

      Eliminar
  2. ¡Qué bonita entrada! Con aparición del hijo y todo ¡sólo le falta la degustación virtual para ser perfecta!

    Da gusto leer historias así, tan cargadas de emoción, en las que se ve la presencia de grandes profesionales de la educación que se preocupaban en verdad de sus alumnos e inculcarles valores y no sólo unos conocimientos para cumplir expediente y que pasaran rápido las horas de trabajo para irse a casa y ganarse el sueldo.

    Que estos roscos son una maravilla es algo que salta a la vista y yo os estoy muy agradecida por compartir esta receta y su historia con nosotros

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  3. Si Cuca, solo falta la degustación virtual jajaja...Porque la real la han catado vecinos, sobrinos, cuñado...y mas
    Hoy que tanto se llevan los cursos de cocina para niños, ya lo hacia la profesora de mi hijo hace muchos años, fue
    pionera en muchas cosas y sobre todo una gran mujer, Hace tiempo que no nos vemos pero desde aquí le mando un beso, y otro para ti.

    ResponderEliminar
  4. Hola! un tesoro de receta que no hay que perder. Los he hecho hoy aunque cambiando algunas cosas ya que nunca utilizo la manteca de cerdo. Fantásticos! gracias por compartir con nosotros la receta, Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado, si has cambiado la manteca por mantequilla no pasa nada
      solo que el sabor cambia un poco, pero igualmente rico!
      Un beso.

      Eliminar
  5. Hola!!gracias guapa por esta receta, me han salido buenisimas.Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien Paqui!Me alegro de que te guste.
      Un beso.

      Eliminar

Gracias por tu visita y por dejar un comentario los leo todos y me encanta.
Un saludo.